Gonzalo Quesada: «Buscamos poner el mejor equipo cada fin de semana”.

15.05.2019

Con cinco  modificaciones en los forwards, el ingreso de Cubelli y la misma línea de backs, el Head Coach Gonzalo Quesada, sigue apostando a la rotación.

Transitando la segunda semana de la gira por Oceanía, el entrenador explicó que “Nuestro objetivo es entrenar y trabajar para poder ser capaces de mantener un alto nivel de intensidad y urgencia durante todo el partido, en ataque y en defensa, dentro de en un torneo que es muy exigente. Buscamos jugar nuestro mejor rugby y al mismo tiempo cuidar a los jugadores. Sabemos jugador por jugador qué carga tiene en cada entrenamiento, en el partido, en el gimnasio, cuantos kilómetros corrió en la cancha, cuánto salto un jugador en el line, etc. Toda esa información nos da la pauta si un jugador puede estar al límite o no y, salvo las lesiones que son imponderables, cuidamos a los chicos y buscamos poner el mejor equipo cada fin de semana”.

“La mayor cantidad de cambios se da habitualmente en los forwards ya que tienen una carga física diferente a los backs. Por eso con la rotación que hacemos y las oportunidades que le damos a todos los jugadores, logramos a lo largo de la temporada, presentar un pack que pueda mantener la intensidad y el ritmo de cada partido. Estamos muy contentos con la performance del equipo. El sábado contra Highlanders terminamos muy bien, con veinte minutos finales de calidad que nos permitieron ir a buscar el partido”.

Gonzalo Quesada sigue apostando a la rotación.

Respecto del último partido el Head Coach remarcó que “En el análisis posterior del partido, solo nos focalizamos en lo que depende de nosotros. Salvo en los últimos cinco minutos del primer tiempo donde dos errores nos costaron muy caro, ante Highlanders se mejoró en muchos aspectos en los que veníamos trabajando. Tuvimos todos nuestros lines, y pudimos lanzar desde nuestros scrums, aunque falta mejorar en el scrum defensivo. Se mejoró el ataque ya que los quebramos varias veces y jugamos muy cerca de la línea de ventaja”.

“Más allá de la eficacia de Highlanders  enlenteciendo los rucks, logramos usar nuestras variantes y quebrarlos varias veces. Pudimos marcar desde contraataques y desde secuencias estructuradas. La defensa, salvo ese fin del primer tiempo,  fue sólida una vez más, y sigue reflejando el espíritu y carácter del equipo. Sabemos que falta y somos muy exigentes con nosotros mismos. Esa cultura de laburo y de ir siempre por más, no las negociamos. Queremos mantenernos entre los equipos a los que menos tries le anotan en el torneo y en el grupo de los que más hacen”.

VIVÍ LA TRANSFORMACIÓN