“El de hoy era un duelo aparte, especial”

“El de hoy era un duelo aparte, especial”

La palabra de dos de los protagonistas del gran partido de hoy: Jero de la Fuente y Tomás Lezana, el capitán.

Jerónimo de la Fuente, centro de Jaguares: “No sé si la diferencia en el tanteador es la que tendría que haber sido, porque ellos fueron mejores en el primer tiempo, pero es muy importante la victoria obtenida, sin ninguna duda. Sabíamos que iba a ser así de duro. Fue muy físico y mucho iba a pasar por lo que pudieran hacer los forwards, que hicieron otra vez un partido espectacular. Estuvieron bárbaros. Nos dieron muchas pelotas y generamos muchas situaciones de try. Bulls, en ataque, nos complicó en el primer tiempo y por suerte, eso lo fuimos corrigiendo en el transcurso del partido y pudimos sacarlo adelante porque era un partido especial”.

Digo esto -sacar adelante un partido de local y así-, con la presión que traíamos desde las 4 victorias de la gira y hacerlo de esta manera, fue muy lindo y nos llena de satisfacción. Y lo lindo es cómo se dio el partido, no tanto el resultado en sí. Hay que lidiar y convivir con la presión. Eso es algo que venimos aprendiendo desde el año pasado y ahora lo podemos expresar en la cancha contra equipos de primer nivel”.

“A los rivales los estudiamos en la semana y este en especial era un duelo aparte. Sabíamos que ahí se basaba su juego. Trabajamos mucho y estudiamos mucho a los rivales y este rival no fue la excepción”.

Tomás Lezana, Tercera línea y capitán de Jaguares: “Salimos a buscar dominarlos en el contacto, a sabiendas que ellos tenían y tienen su fuerte ahí. Ellos evolucionaron mucho su rugby, pero siguen siendo muy agresivos en los delanteros y teníamos que ser sólidos. También, teníamos que ser pacientes, y hoy recuperamos pelotas importantes, fuimos seguros en defensa cuando nos vimos acorralados y por eso vino el partido como vino, porque pudimos hacernos más fuertes”.

“En el entretiempo hablamos de tener más la pelota, de cuidarla, de no arriesgarla sin necesidad y hacer nuestro juego y no impacientarnos a la hora de defender. Hicimos todo eso y nos dio resultado. Además, fuimos precisos”.

“A la presión tratamos de convertirla en confianza y onda positiva. Es la clave, no hay misterios”.